El mantenimiento de los cantos del esquí

Como todos sabemos, los cantos son algo esencial para nuestro esquí y su buen mantenimiento proporcionará durabilidad a  nuestro material y un  mayor control en todo momento cuando estemos en la montaña.

No hay que olvidar que un buen mantenimiento de nuestro material puede ayudarnos a evitar sustos e incluso lesiones producidos por los cambios de nieve o por el temido hielo.

Material

Existen diferentes productos en el mercado para el mantenimiento de  los cantos pero lo más común y utilizado son las limas y las piedras de diamante o diaface.

Estos artilugios han de ser utilizados con ángulos, que existen de diferentes grados tanto para el canting (canto lateral) como para el tuning (canto plano).

En el caso de las limas, existen diferentes grosores, y con finalidades diferentes: para el devastado, medio y afinado, el uso de las tres limas es habitual en competición. Suelen ser fabricadas con aleaciones de acero con un baño cromado para su mayor rendimiento y durabilidad.

cantos material

Las piedras de diamante o diaface sirven para pulir el canto y dejarlo fino después del trabajo de devastado de la lima. Habitualmente están fabricadas con un conglomerado de diamante y se pueden encontrar en diferentes granos que van desde 100, 200 o 400 hasta 1500, cuanto mayor es el número de grano, más fino es el acabado.

Los anguladores se utilizan para dar el grado exacto que queremos tanto al canting como al tuning, en ambos casos podemos encontrar ángulos fijos o variables. Es esencial su uso sobre todo en el trabajo de devastado con la lima.

 Mantenimiento

Es esencial un mantenimiento continuo de los cantos ya que si dejamos que el deterioro de éstos sea muy pronunciado, el desgaste del material para su recuperación será mucho mayor.

cantos

La elección del ángulo del canto que queremos, varía según la combinación de grados que tengamos en el canting y en el tuning.

  • Canting :  89, 88, 87, 86
  • Tunning ; los más usados son 0.5 y 1 grado.

Todo este abanico de graduaciones es utilizado en la competición pero para un esquiador de buen nivel una graduación de 88 en el canting y de 0.5 o 1 grado en el tuning es lo idóneo.

Para el mantenimiento diario que podemos hacer nosotros mismos no es necesario tener todas las combinaciones de limas, piedras de diamante ni anguladores.

Es suficiente con una lima media-fina, una piedra de diamante de un grano medio,  un angulador para el canting y otro para el tuning , así como el líquido aditivo específico para trabajar con piedras de diamante, ( ya que si no el deterioro de ésta es mayor y el acabado no es tan fino) y el cepillo metálico para limpiar bien las limas.

No es necesario retocar los cantos todos los días, el factor más importante para determinar el estado de los cantos es el tipo de nieve: nieve dura, de cañón o hielo. El desgaste del canto en este tipo de nieve es mucho mayor que cuando lo hacemos en nieves blandas como polvo o primavera.

La rebaba lateral que vaya obteniendo el canto es el indicador del estado del canto, si  aparece, hay que retocar el canto para recuperar el filo. Para quitarla, el canto a trabajar será el lateral o canting, que al mismo tiempo será el canto que más trabajaremos para el mantenimiento diario.

El canto plano o tuning sólo es necesario trabajarlo cuando la suela es planificada o si existe algún golpe producido con alguna piedra o superficie dura, con el propósito de que no se enganche y deslice bien sobre la nieve.

Es recomendable utilizar el angulador correspondiente al grado que ya tenemos en el canto, también es posible trabajar sin éste ya que estas piedras pulen el canto y no devastan.

Cuando el deterioro del canto es considerable, primero hay que trabajar con la lima ayudado con el angulador y después trabajar con el diamante.

Es importante colocar la lima en el ángulador de manera que los dientes de ésta corten, hay que procurar ejercer la misma presión en todas las zona para evitar dejar escalones en el canto.

Hay que asegurarse de que el sobrecanto esté bien rebajado para trabajar bien y evitar que nos ensucie la lima.

Es muy importante limpiar la lima a menudo con el cepillo y mantener toda la zona de trabajo limpia para evitar que las virutas nos rayen la suela y entorpezcan nuestro trabajo.

El taller de Copos esta equipado con el robot de reparación de esquis y  snowboard Discovery de Wintersteiger, una de las máquinas más potentes del mercado y por personal especializado en material, que podrá recomendarte lo mejor para tu material según tu tipo de esquí.

¡No dudes en visitarnos!

Discovery de Wintersteiger

Discovery de WintersteigerOs dejamos con el link al vídeo que hemos preparado con el funcionamiento de la máquina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *