Los 7 beneficios de la bicicleta… ¡entre otros!

Montar en bici es un deporte para todos los públicos en el que se puede alcanzar un ejercicio de alta intensidad, o sencillamente obtener el placer de realizar ejercicio o disfrutar en familia de forma moderada o incluso como medio de transporte sostenible para ir al trabajo o al gym. Los límites de esta actividad los establece quien la practica.

beneficios-de-la-bicicleta

Si no has empezado ya a montar en bici, esperamos que lo hagas después de leer en este artículo las multitudes ventajas y beneficios que su práctica ofrece:

1. Pedalear tonifica los músculos de las piernas, como los cuádriceps o los isquiotibiales. Si no tienes mucho tiempo para practicar este deporte, puedes ir al trabajo o de compras con una bicicleta de paseo. El simple hecho utilizar la bici como medio de transporte hará que te acostumbres a pedalear un poquito cada día y vayas aumentando tu resistencia.

2. Pedalear es un ejercicio cardiovascular. Con una hora de bicicleta al día quemarás cerca de 500 calorías. De hecho, es una de las mejores actividades para quemar grasas y por tanto, luchar contra el colesterol, una de las primeras causas de enfermedad cardiovascular del mundo occidental. Si no estás acostumbradio, empieza poco a poco y ve aumentando tus momentos encima de tu bici.

3. Pedalear mejora la a posición de la espalda. Gracias a la postura que adquirimos al pedalear, con el tronco inclinado levemente hacia delante sobre el manillar, fortalecemos los músculos de la zona lumbar de la columna, con lo que mejoramos la resistencia de la base de nuestra espalda y, a la larga, disminuimos la posibilidad de tener hernias. Eso sí, asegúrate de mantener una posición correcta en tu bici en todo momento.

4. Pedalear fortalece las rodillas, aquella parte de nuestro cuerpo que tanto apreciamos los esquiadores, una de las articulaciones que más sufre a la hora de hacer deporte. Gracias a la bicicleta fortaleces la musculatura que ejerce de sujeción de la rodilla, ya que en este ejercicio las rodillas no soportan el peso de todo nuestro cuerpo y, por lo tanto, no se ven tan castigadas como en otras actividades físicas, se trata de un deporte de bajo impacto. Pedaleando trabajaremos cuadriceps, isquiotibiales y glúteos.

5. Pedalear hace que desaparezca el estrés. Es un deporte que no requiere una altísima concentración ni una estrategia y que se puede practicar de muchas maneras diferentes, ya sea buscando una alta intensidad como un cómodo paseo en familia, la bici ofrece muchas posibilidades. Esto, sumado a que encima de tu bici puedes dedicarte ese tiempo para ti, para pensar, para escuchar música o sencillamente para desconectar, hace del pedaleo un momento para disfrutar solo o en compañía.

6. Pedalear estimula tu sistema inmunológico. Como casi todas las actividades físicas, pedalear favorece el fortalecimiento de nuestro sistema de defensas. Además, la actividad cardiovascular aumenta la segregación de endorfinas, la hormona de la felicidad, lo que hará que tengas una agradable sensación de satisfacción tras el ejercicio.

7. Pedalear es una buena manera de conocer el lugar que nos rodea. Ya sea en un entorno idílico para su práctica como el Valle de Aran o callejeando por tu ciudad, pedaleando llegas a sitios que ni el coche ni tus piernas lograrían llegar.

 ¿Quieres algún motivo más? ¡Coge tu bici y a pedalear!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *