973 64 00 24 | info@copos-ski.com

Idiomas

Diez consejos para un alquiler completo

 

Elegir el material adecuado es vital para disfrutar o no de un buen día de esquí.

Es imprescindible que un buen profesional nos asesore in situ para garantizar que el equipo es el más adecuado a nuestras necesidades y al tipo de nieve existente. Para ello debemos facilitarle una serie de datos que le orientarán en la elección. A continuación, les facilitamos diez consejos que le pueden ser de ayuda al alquilar su material de esquí.

 

EN CUANTO A LOS ESQUIS

1. La elección del tipo de esquí, su flexibilidad y sus cotas (ancho del patín, espátula y cola) irá en función del nivel de esquí que usted tenga. Hay cinco niveles de esquiador (A – F). Sabremos el nuestro por los cursillos realizados o por las pistas que seamos capaces de descender. 

2. La dureza y tipo de la nieve influye en el tipo de esquí a escoger (slalom, gigante, allround, cross, freeride, freestyle).

3. La altura del esquí depende del tipo de esquí: el de slalom más corto que la medida, el de gigante más largo, el de cross de la misma medida o más largo, freeride más largo, allround más corto... todo ello depende del nivel de esquí de cada uno.

 

EN CUANTO A LAS BOTAS

4. El técnico sabe cuál es nuestro número de bota por el medidor. La sensación que produce la bota correcta cuando nos la calzamos es de que aprieta. Podemos usar sólo un número superior al indicado en el medidor. Hay que tener presente que una bota que no sujeta suficientemente el pie impide controlar el esquí y aumenta el riesgo de lesión.

5. La dureza de la bota debe ir también en relación al nivel de esquí. Normalmente suele ser de tipo medio ya que el perfil del esquiador que alquila suele ser de nivel medio.

6. Debemos indicar nuestro peso y nivel de esquí para el ajuste de la fijación. Cuanto más blanda sea la nieve, más alto sea el nivel del esquiador y mayor sea su peso, más presión deberá ejercer el muelle.

 

EL TAMAÑO DE LOS PALOS

7. Se considera que el tamaño es el adecuado cuando nuestro brazo queda en ángulo recto al cogerlo con la mano por el mango y clavarlo en la nieve. Si la medición se hace sobre suelo rígido, puede darse la vuelta al palo y cogerlo con la mano justo por debajo de la arandela, apoyando el mango en el suelo.

 

LA TIENDA

8. Debe ser especializada y disponer de gran variedad de buen material para dar respuesta a los diferentes niveles de esquiadores.

9. Debe ofrecer el material en las mejores condiciones de mantenimiento de cantos y enceraje.

Una vez tengamos el material adecuado debemos tener presente que, si alquilamos material para varios días, las condiciones de la nieve pueden variar según la evolución de la climatología, pudiéndose dar el caso que el material escogido el primer día no sea el adecuado para el día siguiente o varios días después.