¿Por qué es bueno realizar un stage de verano?

Un artículo de Enric Jimenez, Director Técnico de Copos Skiclub

Stage 2014 Junio

Con la llegada del verano y la temporada de esquí finalizada nos preguntamos por qué nuestros hijos deben realizar un stage de esquí y qué beneficios obtienen de ello.

Como es bien sabido por todos los padres que tienen a sus hijos en algún club de competición, la cantidad de carreras que las federaciones programan en el calendario, para poder clasificarnos para los campeonatos, supone una importante inversión de tiempo durante gran parte de los fines de semana de la temporada de esquí.

Y ésta es una de las razones que mayor peso coge, sobretodo en estos últimos años. Para poder obtener resultados a largo plazo, los chicos no sólo deben competir, sino sobre todo deben entrenar para mejorar la técnica y la táctica de nuestro deporte. Al tener muchos fines de semana de competiciones, nuestros hijos no pueden mejorar en estos aspectos, fundamentales para la práctica y el desarrollo de nuestros pequeños deportistas.

Llegados a este punto es donde los stage de verano han cogido fuerza y se han presentado como una manera para que nuestros hijos mejoren en el deporte sin competiciones y puedan centrarse en la técnica, táctica y ejercicios que, durante el periodo competitivo (es decir todo el invierno) no pueden realizar.

Otro motivo a valorar, es el volumen de entrenamiento, la progresión y la capacidad de automatizar ciertos movimientos que sólo se consigue mediante la repetición (y el tiempo que eso implica). En una semana de stage en Les Alps, como mínimo, un niñ@ entrena entre 7-8 días consecutivos. Para conseguir este volumen de días en invierno necesitaríamos un mes entero, contando que entre fin de semana y fin de semana hay 5 días de descanso, un handicap que no contribuye a la progresión de los niños.

Y como último punto me gustaría destacar la parte educativa y social que lleva implícito un stage de verano. Durante este ciclo semanal de entrenamientos los niños aprenden a ser mas autónomos con su material, preparación de la ropa, responsabilidad del material, higiene deportiva, etc. Ellos solos con la supervisión de los entrenadores. Eso ayuda a su desarrollo como personas autónomas. Por otro lado, los niñ@s no sólo conocen gente de otros países (ya que en los Alpes hay clubs de todo el mundo y equipos nacionales de muchos países) con los que pueden ¨ compartir entrenamientos¨ sino que también comparten esos días con sus propios compañeros: comidas, anécdotas, entrenamientos, sueños y un largo etc., cosa que fomenta una unidad de grupo muy grande y donde se consolidan grandes amistades.

Espero que os haya hecho dos céntimos de los beneficios de realizar un stage o camp de esquí y os animo a apuntar a vuestros hijos a realizar uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *